lunes, 19 de noviembre de 2012

Hoy estando viendo mi face me di cuenta que en muchas ocasiones yo compartia cosas de Dios a muchos de mis amigos pero muchos han de creer que soy sólo una fanática más que cree en Dios o Jesús.

Pero me dije por que debería seguir publicando cosas así en mi face si nadie las toma en cuenta y no me dan ningún comentario y por el contrario por otro tipo de cosas mis compañeros o amigos si responden y a lo mio ni siquiera les interesa.

Bueno me moleste un poco por que tal vez yo solo queria dar a conocer ciertas cosas como mi amor por Dios y solamente lo que logro es que encasillen como otra fanática más religiosa por lo que decidi no hacerlo más y dejar de utilizar mi face.

Para mí Dios es un aspecto muy importante pero la sociedad y las personas viven más queriendo satisfacer sus deseos y publicando sus borracheras, fiestas tomandose fotos con su mejor pose. Y pense tal vez yo también estoy haciendo lo mismo estoy siguiendo su mismo juego y en verdad creo que no es así.

Así como dije por que mostrar mi amor por las demás personas que en realidad no sienten lo mismo por mí. Se que Jesús dijo. Estas cosas son los mandamientos más importantes Amá a Dios sobre todas las cosas y ama a tu prójimo como a tí mismo.

Pero si mi prójimo no amá a Dios y no quiere saber de él por que yo he de seguir insistiendo así como si mi prójimo no siente ese amor por mí por que voy a insistir.

Así como se que en ocasiones ni mis propios familiares se toman el tiempo para decir aunque sea un hola aunque esten conectados o no me hablan en ¿donde está realmente el amor?. Tal vez todos estos sentimientos me embargaban y creía que sólo mi padre, madre y mi hermana serían realmente las personas que en verdad me querian cuando al abrir mi Biblia o sorpresa me encontre con estas palabras dichas por Jesús.

" En aquel día pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os ama, por que vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios." Juan 16: 26-27."

Y con esto Dios me confirmo tal vez tu sientas que nadie te ama pero yo y mi Padre te amamos. Por lo que perdí perdón por todo lo que había pensado y no pude más que agradecer por que mi Dios no se olvida de mí y me Ama.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada